Compartir

Esta mañana una alumna del Colegio San Agustín tuvo un aborto al acudir a clases.
El suceso ocurrió a las 9 de la mañana de este jueves en el interior de la institución, ubicada en la calle 58 entre 57 y 59 del Centro Histórico de Mérida.
Ahí una menor de 17 años de edad, cuya identidad está reservada, sufrió un aborto prematuro, con un bebé de aproximadamente 30 semanas de gestación.
Personal del centro educativo dio parte a las autoridades y solicitó los servicios de emergencia, de modo que al lugar acudieron paramédicos de la Policía Municipal, así como agentes de la misma corporación.
Los elementos corroboraron el hecho, valoraron a la muchacha y solicitaron el apoyo de una ambulancia.
Al lugar llegó la unidad Y-21 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que trasladó a la menor al hospital “Benito Juárez” del IMSS para su atención médica especializada.
Asimismo se dio parte a la Fiscalía General del Estado cuyo Servicio Médico Forense se encargó del levantamiento del pequeño ser y realizó las diligencias de ley en el sitio.
El colegio cerró sus puertas y se mantuvo acordonado mientras se realizaban las labores por parte de las autoridades.