Compartir

Un taxista que conducía en sentido contrario en la colonia García Gineres provocó un aparatoso accidente con altos daños materiales.
El conductor del F.U.T.V. se metió en sentido opuesto a la circulación en la calle 72-A, con dirección al sur.
Al llegar al cruce con la calle 23 no vio el disco de alto por razones obvias, ya que la señal estaba de espaldas, por lo que el chofer se siguió la largo.
El taxi, con placas A-123-YZU, se estrelló contra un automóvil Ford Fiesta, con matrícula ZCP-554-A, que terminó volcado.

El impacto proyectó al segundo vehículo contra la banqueta, derribó un señalamiento, golpeó un poste de alumbrado público y dañó la lámpara.
Al final el auto Ford quedó volcado sobre la calle 23 pero no hubo lesionados de gravedad.
Al lugar llegaron unos cinco socios del Volante, que, entre risas, sólo pensaron en ayudar a su compañero.