Compartir

Un fraude electoral en las elecciones internas del PRI podría ocurrir este sábado en todo México.
Ivonne Ortega Pacheco, candidata a la presidencia nacional del Revolucionario Institucional, denunció que en varias parte del país realizan «viejos vicios» para impedir que triunfe en la contienda.
Señaló que posibles altos mandos del partido están entorpeciendo las elecciones para que la militancia no acuda a las urnas.
Este sábado se realizan las elecciones en las que se decide quien encabezará al tricolor a nivel nacional durante los próxinos 3 años.
La ex gobernadora de Yucatán se dijo segura de ganar la presidencia del partido si los priistas, que se estiman en 6 millones 700 mil afiliados, salieran a emitir su voto.
Sin embargo estimó que en esta contienda sólo participe el 15 o 20 por ciento de los afiliados debido a lo difícil que se torna ejercer su derecho a votar.
Como ejemplo puso a Tabasco; explicó que la militancia de Villahermosa tendrá que acudir al municipio de Centla para votar, y los de Centla viajar a Villahermosa para hacer lo propio. «Son ganas de que la gente no salga a votar».
«Están pretendiendo que no se instale la casilla y que la gente no participe. Así que le pido a todos que salgan, que participen y por supuesto, que exijan que se instale su casilla», apuntó la candidata.
Dijo que se trata de «viejos vicios» porque los grandes priistas no han entendido que México ya cambió al igual que la militancia, por lo que el PRI igual debería seguir ese rumbo de cambio.
«Hacer esos cambios es lo que me motiva a estar en pie de lucha soportando esta embestida. Porque México merece un partido de oposición, de contrapeso», expresó.
Otro caso que reportó fue en Chihuahua. Dijo que la sección sur de la capital de ese estado tiene 4 mil militantes, mientras que en una ranchería de la misma zona cuenta con 200 afiliados. «¿Y dónde creen que se puso la casilla?, donde había 200, fuera de la capital».
Ivonne Ortega aseguró que se trata de un intento para que la gente no ejerza su voto y así hacerla perder, sin embargo no descartó que las irregularidades sean una estrategia para invalidar el proceso electoral.
Esperamos que no -dijo- Un artículo periodístico dice que «El PRI prepara el fraude contra el PRI». No hagamos eso, son cosas que ya no deben existir. El PRI debe ser un partido transparente, no pasa nada si (la militancia) eligen libremente», abundó.