Compartir

Un joven conductor ocasionó un accidente y se endeudó con 30 mil pesos para poder pagar los daños ocasionados al otro vehículo.
Los hechos ocurrieron a las 9:15 de la noche cuando el muchacho, que recién aprendió a conducir, juntó su dinero y se compró un Tsuru ll ya «antiguo».
Cuando circulaba sobre la calle 24 con 57 del centro de la ciudad, con dirección de oriente a poniente, no se fijó de la señal de alto de disco y cruzó la intersección sin detenerse.

Otro Tsuru de un empresa de seguridad privada, que transitaba sobre la calle 57 y con preferencia, impactó al auto del joven en su costado trasero derecho.
El coche antiguo recibió el golpe a la altura de la rueda y la segunda puerta, quedando muy dañado al igual que el otro vehículo.

Al sitio llegaron unidades de la Secretaría de Seguridad Pública que solicitaron la intervención de un perito para el deslinde de responsabilidades.
El joven se comprometió a pagar los 30 mil pesos de daños ocasionados al Tsuru de la empresa de seguridad privada.