Compartir

Pobladores prendieron fuego esta noche a las puertas del Palacio Municipal de Oxkutzcab luego de que hoy en la madrugada murió un joven en la cárcel de esta comandancia.
Aunque se manejó oficialmente como un suicidio, los habitantes señalaron que el joven Genaro Vázquez Ruelas, de 21 años de edad, fue golpeado en la celda por policías al mando del comandante Carlos Xool hasta causarle la muerte.
En el ataque al inmueble de la sede municipal, según testigos, fueron también utilizadas bombas incendiarias tipo molotov, que fueron arrojadas por un grupo de jóvenes amigos del fallecido.
La muerte de Vázquez Ruelas ya está siendo investigada por autoridades estatales y el alcalde Raúl Romero Chel emitió un comunicado por los hechos, donde dejó ver que no meterá las manos para defender a nadie si existe responsabilidad de algún servidor público.
“El Ayuntamiento de Oxkutzcab se compromete a realizar los procedimientos internos que sean necesarios para sancionar y poner a disposición de las autoridades a quien por omisión haya tenido participación en este triste episodio”, citó el edil.

Antes de hallarlo supuestamente ahorcado, el joven de 21 años fue detenido ayer martes a las 8 de la mañana en un domicilio, luego de ser sometido por los elementos policiales.
Según la información oficial, el muchacho se resistió a su arresto armado con un bate y que luego de su detención fue ingresado a la cárcel, al parecer ebrio y drogado.
La información señala que tuvo un pleito con otro detenido en la misma celda, de modo que fue cambiado a otra, donde se encontraba solo y semidesnudo. Hoy miércoles a las 2 de la madrugada fue hallado ahorcado, según se informó.
Los pobladores no están conformes con la versión oficial, pues señalan que ya son varios los abusos cometidos por el comandante Carlos Enrique Xool Sosa, quien, pese a las numerosas quejas de los oxkutzcabenses, es mantenido en el cargo por el jefe de la SSP Luis Felipe Saidén Ojeda, quien lo nombró.
En el sur de Yucatán no son cosa nueva los abusos policiales donde han perdido la vida habitantes a manos de los policías al mando de comandantes coordinados por la SSP.
Se recuerda el caso de una persona que fue abatida a tiros por agentes de Tzucacab hace un año, lo cual derivó en protestas, patrullas volcadas y la expulsión del comandante de la SSP Ariel Alonso Samos Sánchez.
Como informó PRESIDIO, armas de alto poder fueron empleadas para acribillar a un ciudadano de Tzucacab que se encontraba durmiendo en su hamaca, en el interior de su casa, el 20 de julio de 2018.
A José Alfredo Chan Navarrete, de 43 años de edad, no le dieron tiempo de reaccionar los policías estatales, que abrieron fuego al recibir la orden de su superior.
De manera similar a como ocurrió hoy en Oxkutzcab, los tzucacabense se manifestaron esa vez contra los abusos policiales y ocasionaron disturbios y destrozos en el Palacio Municipal.
Saidén Ojeda se tardó tres días en aceptar retirar del cargo a su jefe policiaco, tras recibir la solicitud formal de su destitución por parte del presidente municipal de Tzucacab.
Hasta pasada la medianoche de hoy ninguna autoridad en Oxkutzcab, ni siquiera los Bomberos, habían hecho acto de presencia en el Palacio incendiado.