Compartir

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán, Luis Felipe Saidén Ojeda, aseguró que hasta el momento continúan prófugos los sujetos que efectuaban disparos en forma de ráfaga en montes de Motul y que se enfrentaron a agentes de la Policía.
Esta tarde el titular de la SSP amplió la información publicada en la mañana y dijo que se trata de seis sujetos en total que siguen prófugos, no cuatro como se manejó al principio.
Aunque circularon versiones de que fueron detenidos en las horas posteriores, Saidén Ojeda dijo que hasta el momento no se ha capturado a alguno, aunque tienen identificados a dos de ellos.
Asimismo negó que existiera algún oficial herido, como de manera insistente señalan los vecinos de Motul que vieron a un elemento salir herido de una brecha en el monte y sangrando de la cabeza.
En forma extraoficial se ha filtrado que los pistoleros llegaron provenientes de Quintana Roo en busca de otros sujetos a los cuales persiguieron hasta el monte.
La versión que emitió el jefe policial en breve declaración a la prensa que se encuentra en ese municipio es que no se trata de delincuentes, sino de personas que “practicaban tiro” en el monte con siluetas de cartón.
Aseguró que no hubo enfrentamiento con los policías y que nadie salió herido.
Sin embargo, en el operativo de búsqueda participan alrededor de 60 unidades terrestres con agentes fuertemente armados, incluyendo helicópteros de la SSP y Policía Federal, así como vehículos de la Sedena con elementos militares portando equipo especial.

Al parecer los fugitivos portan armas largas de grueso calibre, de uso exclusivo del Ejército. Trascendió que las fuerzas armadas efectuaron un cateo en una casa del municipio donde supuestamente se alojaban los sospechosos.
En entrevista telefónica, el presidente municipal de Motul, Roger Aguilar Arroyo, aclaró que los sospechosos no son originarios de ese municipio.
“No son motuleños, nadie los conoce”, sino que llegaron a la ciudad hace unos días, «pero si llegaron a delinquir al estado, aquí mismo serán capturados”.
“De Motul no va a salir ningún delincuente. De aquí no se escapa nadie”, sostuvo el munícipe.
El alcalde precisó, con base en informes de los propios elementos, que sí existe un policía herido, fuera de peligro, y que forma parte de las fuerzas de seguridad estatales.
También confirmó que a la búsqueda se han sumado perros entrenados y personal a caballo para “peinar” la zona, pues hay muchos ranchos abandonados donde podrían estar refugiados.
Sobre los hechos, Aguilar Arroyo explicó que, según los informes, al llegar los policías a la brecha detuvieron y esposaron a dos sujetos.
Sin embargo, los agentes sufrieron una “emboscada” por parte de cuatro sujetos que salieron de la maleza y uno de ellos hirió a un elemento estatal, tras lo cual desarmaron a los oficiales y se dieron a la fuga.
Hasta las 6 de la tarde ninguna corporación había emitido algún comunicado para informar sobre los hechos ocurridos alrededor de las 7 de la mañana en Motul y que originaron un cerco policiaco que tiene bajo férrea vigilancia a la entidad.
Cerca de las 8 de la noche, la SSP informó mediante boletín que seis individuos “realizaban prácticas de tiro en un predio particular a las afueras de la ciudad de Motul, a 300 metros de la carretera”.
“Se internaron en el monte cuando llegó una patrulla policial que acudió en auxilio de personas que reportaron las detonaciones”.
Dijo que los sujetos están “plenamente identificados” y su búsqueda abarca poblaciones y terrenos de Motul y municipios colindantes.
El comunicado admite que un oficial de la SSP recibió una herida “que no pone en riesgo su vida, provocada por uno de los sujetos cuando corrieron hacia el monte para evadir la detención”.
En la búsqueda participan más de 250 efectivos policiacos y militares, informó Saidén Ojeda, quien está al mando del operativo durante el cual se aseguró una camioneta de los agresores.

Con información de Héctor Moreno y Adán Escamilla.