Compartir

Los seis pasajeros que viajaban en una avioneta murieron ayer luego de que la aeronave se cayera e incendiara sobre una casa ubicada en Puerto Montt, en el sur de Chile, poco después de haber despegado.
El alcalde de la localidad, ubicada a unos mil kilómetros al sur de Santiago, Harry Jurgensen, informó que a bordo de la aeronave viajaban el piloto, dos mujeres y tres hombres, y que tras despegar del aeródromo La Paloma, la avioneta cayó sobre una vivienda ubicada a unos 300 metros del lugar.
La avioneta llevaba los tanques llenos de combustible, lo que provocó un fuerte incendio que no pudo ser controlado rápidamente, por lo que la casa fue totalmente destruida por las llamas y causó graves daños a una segunda vivienda, e incluso alcanzó a una tercera, pero sin provocar afectaciones serias.

Los bomberos informaron que tras el accidente, algunos testigos observaron a una persona salir de una de las casas afectadas, pero que afortunadamente resultó ilesa.
La autoridad regional informó que una transeúnte que pasaba cerca de la vivienda dañada resultó con heridas leves en las piernas. Uno de los dueños de la casa destruida, Andrés Sepúlveda, indicó que al momento del accidente no había ningún ocupante en ella.

La avioneta realizaba vuelos regulares entre Puerto Montt y Chaitén. El alcalde comentó la probabilidad de que las víctimas sean trabajadores que se dirigían a la zona de Ayacara, ya que la avioneta siniestrada es posible que sea parte de “líneas comerciales pequeñas que funcionan normalmente hacia las provincias extremas.
“No sabemos si son trabajadores, pero es muy probable que así sea”. El incendio, según los bomberos, ya está “totalmente controlado” y personal de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) se dirige al lugar del accidente para colaborar con las investigaciones para tratar de esclarecer el accidente”, detalló.

(Con información de CNN)