Compartir

Este viernes se registró una balacera en un kínder de la comunidad de Guadalupe Santa Ana, Puebla.
En el ataque orquestado por una grupo criminal, cuatro personas murieron y cuatro resultaron heridas, entre ellos un menor.
El tiroteo se originó al mediodía por integrantes de la banda “Los Rojos”, durante la graduación de los pequeños de preescolar.
En el lugar falleció Juan “H”, supuesto líder de narcomenudeo en la región, su hermano y dos policías municipales.
Al parecer la célula del crimen organizado intentó secuestrar al presidente municipal de Guadalupe, Ribelino Alejandro Herrera, quien fungía como padrino de la generación de los estudiantes.
Los policías que lo acompañaban repelieron la agresión y se suscitó un intercambio de fuego, en el que perecieron dos uniformados y dos presuntos narcomenudistas.
Resultaron heridas cuatro personas, entre ellas un infante, cuyo estado de salud se reportaba como grave.
Tras la refriega, las autoridades de Guadalupe solicitaron el apoyo de otros ayuntamientos y así se inició una persecución sobre los delincuente que iban por el alcalde, la cual llegó hasta el municipio de San Pablo Anicano, donde hubo otra balacera, de la cual no se ha reportado hasta ahora el saldo.
La persecución prosiguió hasta el municipio de San Pedro Yeloixtlahuaca, donde les perdieron la pista a los criminales