Compartir

Escalofriante descubrimiento hizo hoy una señora que fue a visitar a su papá, al encontrarlo muerto en su domicilio en el centro de Mérida.
El anciano de 91 años de edad, que era conocido en el rumbo como “don Levy”, vivía en la calle 69 por 32 y 34 del segundo cuadro de la ciudad.
La señora llegó a la casa este domingo para comer con su papá, pero se dio cuenta de que la puerta principal estaba abierta.
Al entrar descubrió a su progenitor tirado en el piso, en medio de un charco de sangre. Tenía el rostro desfigurado, molido a golpes.
De inmediato la señora llamó al 911 por auxilio. Mientras la Policía y paramédicos llegaban revisó la casa y se percató de que el lugar estaba desordenado.

Los hechos fueron descubiertos alrededor de las 3 de la tarde. Por la mañana el anciano había desayunado con su hijo, de modo que el homicidio se estima que ocurrió al mediodía.
Elementos de la SSP de inmediato montaron un operativo que dio como resultado la detención de dos hombres, al parecer originarios de otro estado.
Los vecinos estaban consternados por el homicidio de “don Levy”, pero señalaron que ese céntrico rumbo dejó de ser seguro desde hace un tiempo, pues últimamente se han registrado muchos robos.