Compartir

Seis personas en el hospital y dos vehículos destrozados fue el saldo de una aparatosa colisión en el Periférico de Mérida.
Un motociclista, al que se le había reventado un neumático, se salvó de la muerte al ser protegido por el auto de su madre.

Sucedió anoche cuando una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública se estacionó en el kilómetro 37+500 de la vía exterior, a la altura de la escuela «Niños de América», para abanderar al conductor de la moto, con placas XUD9E.
Al poco tiempo llegó la madre del motociclista a bordo de un automóvil Jetta Clásico, con matrícula ZBY-846-B, que se detuvo justo detrás de la motocicleta.

Dos minutos después, el Jetta fue brutalmente impactado por un automóvil Beat, con numeral ZCN-735-B, perteneciente a la plataforma digital In Driver.
El golpe proyectó al coche estacionado hacia la maleza y dos mujeres que esperaban dentro del vehículo resultaron lesionadas.

En el unidad In Driver viajaban cinco personas, contando al conductor, y cuatro resultaron lesionadas. El carro avanzó varios metros hasta que un poste de alumbrado público lo detuvo de frente.
Los heridos fueron valorados por paramédicos de la ambulancia Y-21 y trasladados a un hospital.

El motociclista fue considerado un hombre con suerte, pues de no ser por su madre que llegó solo unos minutos antes pudo morir atropellado.