Compartir

El Cabildo del municipio yucateco de Oxkutzcab decidió cesar de sus funciones como director de la Policía al comandante Carlos Enrique Xool Sosa luego del aparente homicidio de un habitante de esa localidad a manos de agentes bajo su mando.
Mediante un comunicado, el alcalde Raúl Romero Chel dio a conocer la destitución del jefe policiaco que fue nombrado por Luis Felipe Saidén Ojeda como director de la Policía Municipal de Oxkutzcab en julio de 2017.
Es el segundo comandante incondicional a Saidén Ojeda, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán, que es cesado de su cargo por la autoridad municipal por cometer abusos contra la población.

En julio del año pasado ocurrió la expulsión del jefe de la Policía del municipio de Tzucacab, Ariel Alonso Samos Sánchez, luego de que se comprobó su participación en el artero asesinato de un ciudadano mientras dormía en su hamaca.
PRESIDIO dio puntual seguimiento al caso de José Alfredo Chan Navarrete (a) “Morris”, habitante de 43 años de la comisaría de Xcobiakal, Tzucacab, quien fue acribillado por la SSP con armas de alto poder cuando estaba durmiendo en el interior de su casa.
Los agentes estatales, aseguran, abrieron fuego “por órdenes del comandante” Ariel Samos, con quien el fallecido tenía rencillas.
En esa ocasión, al igual que ocurrió hace unos días en Oxkutzcab, habitantes indignados por la muerte volcaron patrullas y causaron destrozos en el Palacio Municipal de Tzucacab.
Ahora es el presidente municipal de Oxkutzcab quien decide dar baja al personal de la SSP bajo las órdenes de Luis Felipe Saidén por otra muerte de un ciudadano en el sur de Yucatán, Genaro Vargas Ruelas, quien fue torturado en una celda hasta causarle la muerte.
En un comunicado, informó hoy que el “H. Cabildo decidió retirar de sus cargos al director de la Policia Municipal y los elementos que participaron en la detención, así como el encargado de celdas”.
Indicó que se tomó la medida para “garantizar el estado de derecho e imparcialidad en la impartición de justicia para que se esclarezca en las instancias correspondientes”.
“Los interesados –agregó- pueden seguir con las diligencias lo que a su derecho convenga”.
“Quiero ser claro y puntualizo: eso no indica una culpabilidad, es por si existieran dudas, los interesados pueden seguir con las diligencias en la PGJE”.
“Y si tampoco los interesados quedan satisfechos con una resolución, están en su pleno derecho de llevarlos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y esto lo saben los abogados”, anotó.
Sin embargo, ante el alud de críticas y publicaciones en las redes exigiendo justicia, Romero Chel dijo que “Se pueden pasar subiendo 1 millón de publicaciones, nada se resuelve, ni se aclara, tienen que llevar los procedimientos adecuados”.