Compartir

Aunque el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció que quedaba sin efecto el pago del polémico Derecho por Infraestructura Tecnológica en Materia de Seguridad Pública para Yucatán, que se pretendía cobrar a través de los recibos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hoy el Diario Oficial del Estado de Yucatán publicó que la exención de dicho impuesto sólo será vigente durante el ejercicio fiscal 2020.
Ayer, en un acto realizado ayer a temprana hora en el Salón de la Historia del Palacio de Gobierno, el titular del Poder Ejecutivo admitió que la paraestatal federal rechazó cobrar dicho gravamen mediante sus recibos y dio marcha atrás en su intención de allegarse más recursos.
Con la publicación en el Diario Oficial todo indica que el próximo año se pondrá en marcha la recaudación a través de algún método que sería diseñado desde ahora y hasta el 31 de diciembre, según se estableció en los artículos transitorios del Decreto 173/2020 que firmó Vila Dosal y hoy apareció en las páginas 10 y 11 de la citada publicación gubernamental.
Sin embargo, en el mensaje que el mandatario leyó ayer, omitió decir que la cancelación de dicha contribución estaría vigente nada más durante 2020 e hizo hincapié en que se tomó la decisión de no realizar el cobro de este derecho y tampoco activar otros mecanismos de recaudación, como podría ser a través del impuesto predial o del recibo de agua potable.
Lo anterior se interpreta como que Vila Dosal “chamaqueó” a los yucatecos, pues ayer expresó una cosa y otra es la que contiene hoy el citado decreto que firmó. Incluso, tras el anuncio que hizo, partidos políticos, organismos empresariales y público en general se congratularon con la medida sin saber que el acuerdo era temporal.
El decreto de cancelación tiene vigencia de un año donde Vila exentó este cobro, pero no envió una iniciativa al Congreso para derogarlo.

Francisco Chi Lavadores/PRESIDIO

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline