Compartir

Un vecino del sur de Mérida murió ayer ahogado junto al playón de Chuburná Puerto al meterse al mar en una zona prohibida.
Alrededor de las 15:30 horas de ayer, el ahora occiso entró al agua para bañarse junto con su esposa, en una zona que está señalada como restringida para los bañistas debido a sus corrientes.
Lo que era un domingo de diversión familiar se convirtió en un trágico fin de semana para toda una familia que acudió al puerto desde una colonia del sur de Mérida.

Gaspar Antonio Nah Euán, de 29 años de edad, se encontraba con su esposa tomando unas cervezas y disfrutando el sol y la brisa marina que predomina en la zona del playón de Chuburná Puerto.
El lugar se localiza junto a la bocana que abrió el huracán “Gilberto” cuando entró a tierra firme desde el mar. Posteriormente se volvió un refugio marino para embarcaciones pesqueras y de recreo y fue colocado un pequeño faro.
Esa parte junto al amplio playón es muy concurrida por las familias y las corrientes marinas que arrastran la arena han formado una “playita” con agua muy cristalina que invita a darse un chapuzón.

Sin embargo, está prohibida para nadar debido a las corrientes que ya han cobrado varias vidas, pero Gaspar ignoró los avisos y junto con su mujer se metió a nadar y la corriente los arrastró a ambos.
La madre del ahora occiso, cuando vio el cuerpo flotando pidió auxilio a una lancha que pasaba para sacar a su hijo del mar.
Un pescador de la marcación «Farid» logró rescatar a la mujer con vida, pero al esposo lo sacó inconsciente.
Elementos de la Policía Municipal de Progreso recibieron un llamado sobre el suceso y se trasladaron al lugar.
Nah Euán fue atendido por paramédicos de la SSP en el sitio y, a pesar de que aplicaron los primeros auxilios, no lograron reanimarlo.
Luego llegaron elementos de la Policía Estatal costera, que dieron parte a la Fiscalía General del Estado.

Personal de la FGE se encargó de llevarse del cuerpo que aún se encontraba dentro de la embarcación, cubierto con una sábana azul.
Se pudo averiguar que el ahora occiso llegó al puerto proveniente de la ciudad de Mérida poco antes de las tres de la tarde.
Tras lo ocurrido, el director de Seguridad Pública Municipal de Progreso, Emilio Caamal Gutiérrez, reiteró la importancia de respetar los señalamientos colocados sobre el peligro que representa meterse al mar en esa área.