Compartir


(Fotografía de contexto, sólo ilustrativa)

Charles López Castellanos logró que con 90 mil pesos, de los cuales pagó 20 mil y se comprometió a depositar mensualmente por tres años 1,944.50 pesos, sea perdonado por ocasionar un mortal accidente en el que pereció uno de sus amigos que iba como pasajero en una moto que manejaba.
El sujeto, que cuando ocurrieron los hechos se encontraba en completo estado de ebriedad, estaba acusado de daño en propiedad ajena y homicidio por culpa.
Ahora por ambos delitos ha logrado que lo perdonen.
Al respecto, la juez de control Elsy del Carmen Villanueva Segura aprobó el acuerdo reparatorio para que quedara libre de toda culpa el beodo.
Charles López ofreció unas disculpas públicas para concretar dicho acuerdo.
Fue denunciado por Rebeca Sánchez Morales por la muerte de Jonathan Sánchez Morales, y Roberto Javier Sánchez Martínez por el daño en la moto.
Los hechos se dieron el 7 de diciembre pasado, alrededor de las dos de la madrugada.
López Castellanos conducía la motocicleta con placas TTX7X, llevando como pasajero a Jonathan.
Cuando transitaban de sur a norte de la calle 90 de la colonia Emiliano Zapata Sur III, al llegar a la 161, por conducir sin la diligencia y precaución necesaria, en estado de ebriedad, de manera imprudente y disminuido de sus reflejos y percepción, no respetó el señalamiento de alto de disco.
Invadió el arroyo de la calle 161, lo que provocó que la motocicleta fuera colisionada por el Chevy con matrícula YZB-721-A, que transitaba de oriente a poniente con preferencia de paso.
Debido al impacto se produjeron daños materiales en ambos vehículos y quien iba como pasajero de la motocicleta se proyectó hacia el pavimento.