Compartir

Un maestro de nivel especial sufrió una convulsión esta tarde en las oficinas de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) luego de recibir una mala noticia.
El docente de contrato acudió a averiguar sobre las quincenas que le adeudan desde octubre pasado y le informaron que “sería hasta enero” cuando pueda cobrar por su trabajo.
Testigos que se encontraban en la oficina de “Nivel” del edificio Zamná, localizado en el fraccionamiento Yucalpetén, vieron cuando el maestro Jorge Cáceres, de unos 35 años de edad, comenzó a convulsionar y se desvaneció.
Personal de la Segey llamó a los servicios de emergencia y al sitio acudieron paramédicos de la SSP a bordo de la unidad 21-I, que ingresó por el estacionamiento trasero.

Los socorristas entraron a la oficina y valoraron al maestro que se desmayó y aún tenía baja la presión luego de convulsionar.
Sin embargo, luego de estabilizarlo, el docente no requirió de su traslado a un hospital para una mejor atención médica.
Al lugar llegaron también agentes de la Secretaría de Seguridad Pública para tomar parte de lo sucedido.
Los docentes presentes atribuyeron lo ocurrido a la negativa del Gobierno del Estado para pagarles, lo que ha provocado que muchos de ellos tengan problemas de salud por las presiones económicas.
Precisaron que les adeudan 5 mil pesos por cada quincena, sumados desde octubre pasado, y hay personas con más tiempo esperando.
Señalaron que en Pagaduría de la Segey mantienen retenido el dinero y tenían la esperanza que en estas fechas decembrinas pudieran cobrar aunque sea una parte, pues no perciben aguinaldos.
Sin embargo, si se quejan en forma pública, corren el riesgo de perder su contrato aunque han estado sacando adelante el trabajo.

Entrevistados afuera del edificio, señalaron a PRESIDIO que en la oficina de Pagaduría del edificio central de la Segey, en la colonia García Ginerés, les dijeron que ya tienen varios cheques firmados, pero que no los entregan porque la dependencia se quedaría “sin dinero”.
Además, se quejaron, “en la ventanilla de Pagaduría nos tratan re mal, como si fuéramos a pedir limosna”.
Comentaron que son alrededor de 50 maestros de educación inicial y especial que se encuentran en esta situación y en estos días están acudiendo a las oficinas para averiguar sobre sus pagos.
“Venimos a averiguar y nos dijeron que nada aún. Desde finales de octubre nos indicaron que debíamos esperar 45 días para que nos paguen. Y hoy, al venir a preguntar, nos dijeron que será hasta el 15 enero”.
Muchos de los maestros por contrato de preescolar entraron el 26 agosto de este año y en septiembre cobraron por primera y única vez.
Ante la desesperación, debido a sus gastos de transporte y alimentación diarios, anticiparon que algunos ya están analizando la posibilidad de poner una queja ante Conciliación.
También dijeron que “tienen ganas de ir” a la mega protesta que se está convocando para este sábado, a las 10 de la mañana, frente al Palacio de Gobierno como medida ciudadana contra el gobierno de Mauricio Vila y sus impuestos.

“De por sí a nosotros, cuando nos pagan, nos quitan 3 mil pesos de impuesto por cada 20 mil que devengamos”.
Lamentaron que un compañero suyo haya convulsionado porque es mucha la presión y preocupación económica, sobre todo por estas fechas.

Hace nueve días falleció un empleado de un infarto en la Dirección de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación.
El hombre de 65 años de edad, según se informó, murió por un paro cardiaco cuando se encontraba por la mañana en las oficinas ubicadas en la colonia Canto.

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/PresidioOnline/