Compartir

Dos semanas después de que ganaderos de Tizimín fueran asaltados por hombres armados, hoy se perpetró un hecho similar en un establecimiento de la colonia Ocho Calles de esta ciudad.
Dos sujetos ingresaron a la tienda y despojaron del dinero de la venta a la empleada A. G. A. C., de 22 años de edad.
La joven se encontraba en el interior de la tienda “Open Frogs”, ubicada en la calle 48 por 33 y 33-A de Ocho Calles, realizando cambio de turno y corte de caja.
En ese momento ingresaron dos sujetos a los cuales describió como de una estatura de 1.60 metros, aproximadamente, los cuales la amagaron con un arma.
Los delincuentes sustrajeron la cantidad de 14 mil pesos de la venta del día y huyeron, pero la empleada -según dijo a los agentes- por los nervios para salir no pudo darse cuenta en qué tipo de vehículo se retiraban.
Tras el asalto dio aviso a sus jefes y al número de emergencias. Al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal de Tizimín y de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, que verificaron el hecho.
Durante las indagatorias presuntamente hubo inconsistencias que hizo dudar a los agentes sobre la veracidad del hecho y comenzaron a sospechar de un autorrobo, de modo que indicaron al propietario del comercio que acuda a levantar la denuncia correspondiente.
El 8 de julio pasado, un matrimonio de ganaderos de Tizimín fue asaltado y despojado de casi un millón de pesos y de su camioneta por hombres armados que los encañonaron.
En esa ocasión llamó la atención la audacia o desafío de los asaltantes al abandonar la camioneta junto a la base de la SSP en Tizimín y se especuló sobre el hecho debido a que el gobierno estatal intenta convencer sobre la necesidad de endeudarse por $2,500 millones para comprar más equipo policial y una aeronave para la zona oriente del estado.