Compartir

Por dormitar al volante, un taxista se aporreó contra un automóvil estacionado en el segundo cuadro del centro de Mérida.
El chofer del Frente Unico de Trabajadores del Volante (FUTV) transitaba sobre la calle 63 con su vehículo Nissan Versa, con placas A-879-YSC, cuando al llegar entre las calles 38 y 36 dormitó.
Al perder el control de la dirección, el taxi se estrelló en la parte trasera de un auto Nissan Tsuru, con matrícula YYS-355-B que estaba estacionado en la puerta de la casa del propietario.
Al escuchar el golpazo, la señora acechó por la ventana y, al ver lo ocurrido, gritó a su marido: “¡Ya le dieron su llegue al carro!”, tras lo cual rápidamente salieron a ver qué pasó.
El conductor del taxi no huyó del lugar, aceptó su culpa y su seguro se hizo cargo de los daños.