Compartir

Un sangriento crimen tuvo lugar en un predio de la colonia Francisco Villa Oriente de Kanasín, donde un hombre fue asesinado a machetazos y descuartizado.
El sujeto, según información extraoficial, fue incluso decapitado, pero la cabeza aún no aparece
El terrible hecho sucedió el pasado domingo, después del mediodía, en una casa ubicada en la calle 6-A por 65 y 65-A de la Pancho Villa.
El predio es habitado por tres hermanos con muy mala fama en el rumbo.
Uno de ellos, apodado “El jumper”, se encontraba bebiendo con otra persona cuando comenzaron una riña.
En el pleito el primero atacó a machetazos a su compañero hasta matarlo.
Luego “El jumper” habría descuartizado al sujeto y arrojado sus restos en una fosa en construcción, según el relato de vecinos.
La cabeza del muerto no habría aparecido y, por lo tanto, se desconoce su identidad.
Los vecinos relataron que ambos sujetos se encontraban embriagándose dentro de la casa cuando sobrevino un pleito y gritos.
Al escuchar el escándalo, los vecinos alertaron a la Policía. Cuando los agentes acudieron confirmaron que un hombre fue asesinado y detuvieron al responsable en el mismo lugar.
Los vecinos señalan que en esa casa habitan tres hermanos que antes eran mantenidos.
Su madre, hoy fallecida, los sostenía con la pensión que recibía.
Una vez que perdieron a su progenitora, los hermanos se dedicaron a robar en las casas cercanas.
Para cometer sus fechorías rompieron una luminaria cercana a su casa para que estuviera oscuro y quien pasara lo asaltaran.
Uno de los hermanos quedó ciego por tanto alcohol y drogas, y otro ahora necesita diálisis por las mismas razones.
El hermano menor es el “Jumper”, quien habría cometido el sangriento crimen el pasado domingo.