Compartir

La cabeza de un animal ovino apareció hoy frente al Centro Municipal de Danza, al poniente de Mérida.
El animal fue decapitado y su cabeza arrojada en ese sitio ubicado en el fraccionamiento Bosques de Yucalpetén, junto al Jardín Bepensa.

La osamenta estaba en la banqueta del edificio municipal, sobre la avenida Mérida 2000 (calle 128) con 67.
El hallazgo lo hicieron vecinos, que reportaron el hecho a PRESIDIO. “No debería haber cabezas tiradas así», comentaron.
La testa del animal llamó la atención de los transeúntes, que se detenían a tomar fotos o simplemente la esquivaban.

La cabeza estaba a unos 20 metros de la entrada a la academia y tenía algunas plumas adheridas al pelaje, al parecer porque fue transportada en una bolsa con restos de ave.
A pocos centímetros había una bolsa de papel manchada con sangre y más restos animales: huesos, pelambre, plumas, huevos rotos y un trozo de cuerda.

A un costado del inmueble se encontró otra bolsa similar, también con restos de sangre y plumas.
El hecho llamó la atención de los curiosos que pasaban por el sitio poco antes de las 3 de la tarde. Hubo quienes pensaron que habían atropellado ahí al animal.

Algunos vecinos lo vieron como el acto de algún bromista, aunque otros lo consideraron parte de un rito «satánico» o de brujería, pues la cabeza de un chivo decapitado “no aparece de la nada” en la vía pública, dijeron.
En lo que todos coincidieron es que los restos abandonados representaban un hecho insalubre y de mucha irresponsabilidad, de modo que serían reportados a Ayuntatel para su retiro del sitio.