Compartir

Luego de horas haciendo fila, beneficiarios de programas federales se quedaron hoy sin poder cobrar su apoyo económico.
En Plaza Fiesta, la sucursal de Banco Azteca se declaró sin fondos para poder pagar a más jóvenes que permanecían en la fila.
Personal de la institución salió a las puertas para avisar que ya no había más dinero y que aquellos que no lograron hacer el cobro hoy, podrán hacerlo mañana.
También se les indicó que podían acudir a otra sucursal, en el horario de nueve de la mañana a nueve de la noche, incluyendo domingos.
Los jóvenes manifestaron su inconformidad y, ante la situación, el gerente del banco llamó a la Policía, cuyas unidades “antimotines” acudieron al lugar en prevención de desmanes.
Estos apoyos económicos alcanzan los 3,600 pesos por persona y están dirigidos a los jóvenes que no estudian y tampoco tienen trabajo.