Compartir

Humo proveniente de quema de basura combinado con neblina provocaron este miércoles un choque múltiple de siete automotores en la carretera Mérida-Tizimín.
El fuerte accidente, que dejó hecho pedazos a tres vehículos, sucedió antes del amanecer en el tramo Baca-Motul y mantuvo cerrada esa vía toda la mañana a la altura del kilómetro 32.
La colisión ocurrió dos kilómetros antes del puente de Baca en sentido hacia Motul pero ambos carriles fueron acordonados por la Policía.
Alrededor de las 6 de la mañana, hora en la que todavía estaba oscuro, Edward Vidal, de 36 años, manejaba un Volkswagen Jetta sobre la carretera federal.
Al llegar a la altura del kilómetro referido, por la escasa visibilidad que había debido al humo colisionó por alcance con una camioneta Toyota Tacoma que era conducida por Ubaldo López, de 36 años.
Luego de chocar ambos autos quedaron atravesados en medio de la vía de circulación, pero se aproximaba un tráiler de la fletera “Tres Guerras” al mando de Roberto Olguin, quien no alcanzó a frenar y los impactó brutalmente.
Detrás del tráiler circulaba una pipa de “Tomza” que transportaba 13,500 kilogramos de gas butano, la cual se estrelló contra la otra unidad pesada.
Tras el accidente se fisuró una de las válvulas de la pipa y comenzó a emanar una nube de gas, con lo cual comenzó a respirarse en el ambiente la posibilidad de una tragedia mayor.
La camioneta quedó volcada, desecha; el automóvil convertido en una masa de fierros y el tráiler destrozado en su cabina.
En el lugar quedaron heridos los pasajeros del Jetta y de la Toyota. El conductor de esta última resultó con una herida abrasiva de 3 centímetros en la frente y su acompañante, de nombre Orlando Lara, tuvo un fuerte golpe en la nuca.

Tras el choque entre la pipa, el tráiler y los dos vehículos se produjo otro accidente con carambola de un Chevrolet Chevy, otro auto compacto y un taxi tipo Van de la ruta Mérida-Motul.
El milagro se hizo presente, pues a pesar de lo terrible del hecho no hubo fallecidos, ni siquiera en el auto que acabó molido.
En total 15 personas resultaron heridas, una de ellas prensada que fue rescatada por Bomberos y paramédicos de la SSP. Fueron valoradas por paramédicos, pero sólo tres ameritaron su traslado al hospital.
Hasta el sitio se presentaron autoridades y los servicios de emergencia. La Secretaría de Seguridad Pública tuvo que cerrar la vía por varias horas mientras se realizaban las labores.
Bomberos apoyaron en las labores de rescate de los heridos y se mantuvieron en espera de personal capacitado de la empresa Tomza para el trasiego del gas.
Después del mediodía fue reabierto el carril con sentido hacia Mérida y alrededor de las 3 de la tarde eran retirados los vehículos involucrados.