Compartir

Tremendo susto se llevaron los ocupantes de una casa del poniente de Mérida cuando un automóvil ingresó violentamente a su predio, destruyendo todo a su paso.
La conductora de un automóvil perdió el control al darse cuenta de que se pasó un alto y que pudo ocasionar un accidente en el cruce de las calles 40 y 84 del fraccionamiento Paseos de Pensiones.
Para su fortuna no chocó contra ningún vehículo que transitaba con preferencia, pero la sorpresa la hizo perder el control del volante.
Al volantear la mujer se estrelló contra la casa y derribó un portón, parte de una barda y tumbó un tanque de gas que se encontraba dentro de la propiedad.
La guiadora iba al mando de un Chevrolet Malibú, con placas 612-SXH de la Ciudad de México, cuando se distrajo y se impactó contra el predio marcado con el número 663.
La mujer descendió por su propio pie del vehículo y al lugar arribaron elementos de la SSP.
Al sitio llegó también el Cuerpo de Bomberos en previsión de una fuga de gas ocasionado por el accidente, pero el tanque no registró daños.
En el accidente no hubo lesionados, sino sólo el fuerte susto que se llevaron los ocupantes de la casa y la propia guiadora.