Compartir

Agentes de la Policía Estatal de Investigación (PEI) de la SSP realizaron la detención de los presuntos asesinos del anciano de 91 años de edad que fue ultimado en su casa del centro de Mérida.
La aprehensión de dos sujetos se realizó gracias a una denuncia anónima, en la cual los señalaban como distribuidores de droga en el oriente de la ciudad.
Los sujetos son adictos a las sustancias ilícitas y supuestamente asesinaron al señor de la tercera edad en busca de conseguir dinero para su vicio.

Datos extraoficiales de la investigación señalaron a PRESIDIO que al momento del atraco, los asesinos estaban bajo el efecto de las drogas y por ese motivo dieron muerte con saña al anciano, que quedó desfigurado del rostro por la golpiza recibida.
Como informamos, lo golpearon en el rostro hasta matarlo y la causa de su muerte fue por traumatismo cráneo-facial.
La media filiación de los sujetos coincide con las características proporcionadas por un testigo que los vio salir del domicilio donde fue el crimen, en la calle 69 por 32 y 34 del segundo cuadro de la ciudad.
Al interrogarlos sobre este hecho, ambos aceptaron haber cometido el robo y dado muerte al señor Víctor Pech de 91 años de edad.
Los asesinos fueron identificados como Jorge Armando Osorio Badillo y Jesús Ozuna Galván, oriundos de otro estado.
Su detención se dio ayer alrededor de las 8 de la noche en la calle 21 por 10 y 12 de la colonia Lázaro Cárdenas, donde se les encontró en posesión de varias bolsitas con hierba que vendían a estudiantes que salían de una preparatoria cercana.

Fueron denunciados de manera anónima y cuando los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública se acercaron para verificar el dato, les descubrieron los envoltorios con la droga.
Los remitieron a la Fiscalía General del Estado, donde se comparó sus características con la de dos sujetos que andaban buscando por el crimen.
Fueron interrogados sobre los hechos ocurridos sobre la calle 69 del centro de la ciudad y acabaron aceptando su participación.
Un juez de control emite una orden de aprehensión por los delitos de homicidio calificado y robo.

Ayer por la tarde, familiares del señor acudieron a su domicilio para depositar una ofrenda froral y rezar por el descanso de su alma.
Entre ellos, acudió la hija que hallo el cuerpo y solicitaba autorización para entrar al predio para realizar la ceremonia, pero no fue posible debido a los protocolos que marcan las investigaciones.
Los parientes del hoy occiso estuvieron un rato en las puertas de la casa y posteriormente se retiraron.