Compartir

Luego de seis días de búsqueda, las autoridades lograron este día la detención de dos sujetos que estarían involucrados en la desaparición de un automóvil afiliado a la plataforma «Didi» junto con su conductor.
Se han confirmado las detenciones y el hallazgo del vehículo Chevrolet Beat de color rojo, pero oficialmente no se ha informado que fue encontrado el cuerpo de Edgar González Meneses.
Incluso sus familiares se manifestaron angustiados por las noticias que circulan sin estar confirmado el hecho, pues aseguraron que hasta las 2:30 de la tarde ellos seguían a la expectativa.
Desde este mediodía comenzó a circular la versión de que fue hallado sin vida en montes de Tixkokob el conductor desaparecido.
Se ha logrado confirmar la aparición de un cadáver en estado de descomposición en la zona, pero la familia del joven pidió no adelantar que se trata de él porque “a nadie le consta”.
Mary Uc de Meneses, tía del joven, indicó a PRESIDIO que “las noticias que están circulando solamente han generado más angustia a sus padres, que ya no saben qué hacer”.
“Les pedimos a todos los medios que sean más prudentes antes de dar la nota si todavía no está confirmado que se trata de Edgar”.
Nosotros, dijo, aún seguimos aquí reunidos en la casa, en espera de algún aviso oficial, lo que aún no ha ocurrido. “Dijeron que ya nos habían avisado para ir a identificar el cuerpo, pero eso no es cierto”, aseguró cuando fue entrevistada minutos antes de las 3 de la tarde.
Una hora después, autoridades estatales confirmaron a la familia que el cuerpo hallado corresponde a Edgar.
Al sitio del hallazgo llegó su hermana acompañada de su esposo, a quienes notificaron que el cadáver llevaba puesta la ropa que tenía el joven la noche de su desaparición: un pantalón de mezclilla azul y una playera de color negro tipo polo con un logotipo del número 3 de mangas blancas y verdes.
El cuerpo, en estado de putrefacción, ya fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.

Como se ha informado, el conductor de “Didi” e “InDriver” fue visto por última vez en el fraccionamiento San José Vergel, al oriente de Mérida, el pasado 3 de mayo.
Salió de su casa alrededor de las 9 de la noche y de ahí se dirigió a prestar un servicio a Ekmul, comisaría de Tixkokob. Fue lo último que se supo de él.
Su última conexión en Whatsapp se mostraba a las 10:43 de la noche.
González Meneses, de 27 años de edad, fue reportado por su familia como desparecido al día siguiente en las redes sociales.
Apenas anteayer la Policía emitió un boletín de búsqueda y esta mañana se reportó el hallazgo de un cuerpo en montes entre Euán y Ekmul, a donde se trasladaron agentes de la Policía Estatal Investigadora.
Las investigaciones de la Policía llevaron este día a la detención de dos sujetos, que habrían revelado la ubicación del vehículo Beat, con placas YXE 823C, el cual fue recuperado.
Sobre González Meneses no se tenía noticia en forma oficial, aunque eran insistentes los rumores de que se trataba de él.
La única certeza que los familiares tenían -antes de que se confirmara su identidad- era que fue visto hace cinco días caminando en la carretera en medio del monte, como si estuviera desorientado.
Sin embargo, ningún conductor se detuvo, sólo lo reportaron.
Cuando los familiares llegaron al sitio indicado, al igual que las autoridades, no lo encontraron. “Peinaron” la zona pero no lo hallaron.
Por eso dudaban de que fueran ciertas las versiones de que recibió un disparo en la cabeza, pues dos días después de su desaparición estaba vivo y caminando.
El muchacho, señalan personas cercanas, no tenía vicios ni se metía en problemas.
Apenas hace dos años terminó la carrera y se volvió una persona muy trabajadora, comentaron. “De hecho tenía tres empleos y Didi era su tercer trabajo”.
Al parecer los agentes ya tenían conocimiento de su paradero, luego de la detención y posterior confesión de los presuntos autores del crimen, y desde anoche los ministeriales lo buscaban en la zona con camionetas tipo Titán.
Fue mediante el olor fétido que lograron localizar el cuerpo y dieron aviso al Servicio Médico Forense para que se encargue de su levantamiento y las diligencias de ley.
Presuntamente los responsables son sujetos relacionados con el crimen organizado de la zona, aunque otras fuentes refieren un crimen pasional.