Compartir

Mientras otros festejan en estas fechas de Carnaval en Mérida y en Umán, dos personas se suicidaron ayer en esos municipios de Yucatán.
Con los dos casos de ayer la cifra de suicidios en la entidad se elevó a 30 personas se han quitado la vida por su voluntad en lo que va de este año, al menos según los reportes en los dos últimos meses.
En Umán, un sujeto que en vida respondía al nombre de Luis Alberto Hoil Villanueva fue hallado colgado del brazo de una hamaca en el interior de su vivienda.
El cuerpo fue descubierto por su hermano, que llegó al predio localizado en la calle 14 por 27 y 29 de la colonia Santa Cruz de Umán.
De inmediato el familiar desenrolló la hamaca del cuello de su hermano y llamó a los servicios de emergencia.
Sin embargo, cuando llegaron los paramédicos nada pudieron hacer más que notificar el fallecimiento del hombre de 38 años de edad.
En el lugar estaba una mujer que dijo que era la pareja del ahora occiso y que no pudo dar informes a las autoridades porque se encontraba en shock.
Se averiguó que el sujeto estaba alcoholizado y que sus motivos presuntamente fueron porque tenía problemas familiares.

En Mérida, el cuerpo de un hombre de 67 años de edad fue encontrado colgando en un estacionamiento del centro de la ciudad.
El hallazgo fue en el interior del estacionamiento público “Premier”, que se ubica en la calle 66 por 65 y 67 del Centro Histórico de Mérida.
Fue encontrado por un amigo suyo, colgado de una viga que sostiene el tinglado del estacionamiento.
Se informó que esta persona era el velador de dicho lugar y que su amigo fue a verlo como cada sábado en la mañana, pero al no obtener respuesta decidió entrar y se encontró con la macabra escena.
Al lugar llegaron paramédicos de la Policía Municipal, que tomó conocimiento Aproximadamente a las 13:00 horas de ayer sábado.
El fallecido fue identificado como Carlos Rodríguez Flores y se desconocen las causas que pudieron llevarlo a tomar la decisión de quitarse la vida.
En ambos casos, de Mérida y Umán, los agentes municipales acordonaron los predios donde ocurrieron los decesos por la vía del ahorcamiento, en espera de la llegada de personal de la Fiscalía General del Estado para las diligencias de rigor y posterior levantamiento de los cuerpos por el Servicio Médico Forense.