Compartir

En el municipio yucateco de Dzoncauich hay una mata que da aguacates gigantes.
En la casa de la familia Escalante, sobre la calle 21 entre 12 y 14 de la cabecera municipal, se encuentra este prodigioso árbol de donde cuelgan los frutos en forma abundante.

En Yucatán este fruto es conocido como “aguacate local”. En otros lugares se le dice “lagunero”.
Todos los aguacates de la mata tienen un tamaño descomunal. Cada uno pesa aproximadamente hasta kilogramo y medio.
La propietaria relató que el árbol tiene una antigüedad de más de 40 años y fue sembrado por su abuelo.
La mata de “superaguacates” fue derribada por completo por el huracán “Gilberto” hace 31 años. Pero un retoño asomó en el tronco roto y creció de nuevo el árbol que hoy se ve.
La localidad de Dzoncauich se ubica 70 kilómetros al nororiente de la ciudad de Mérida, a unos 5 kilómetros entrando por la carretera federal Mérida-Tizimín y a la altura de Temax.
Este prodigio de la naturaleza está bajo los cuidados de la familia Escalante. No se dedican a su venta, pero aceptan vender las piezas por tan sólo 15 pesos cada una.
“Son los aguacates más grandes que hayas visto. Están preciosos”, afirma su orgullosa dueña.

VÍDEO:https://www.facebook.com/PresidioOnline/posts/579565162876692