Compartir

Un sujeto originario de Calotmul fue ejecutado a balazos la madrugada de ayer cuando se encontraba durmiendo en el interior de su domicilio.
Denny Enrique Ku Cen, de 27 años de edad, recibió los impactos de bala mientras dormía con su hija de cuatro meses en sus brazos.
El hecho se registró en la calle 17 por 30 y 32, cerca del cementerio de dicho municipio localizado al oriente de Yucatán.
De manera extraoficial se averiguó que, alrededor de las 2:00 de la madrugada, un sujeto llegó al domicilio a bordo de una motocicleta con otro sujeto e ingresó cuando todos ya se encontraban durmiendo.
Después de tocar la hamaca donde se encontraba acostado el ahora occiso, el sicario le disparó directo a la cabeza. Versiones señalan que fueron varios disparos los que recibió.
Al parecer el arma del sicario tenía silenciador, de modo que los familiares no se dieron cuenta de inmediato, lo que aprovechó el agresor para huir en la misma motocicleta.
Fue el hijo de cuatro años de edad el que se percató del homicidio y dio aviso a su madre, que al descubrir la escena llamó a sus demás familiares y a la Policía Municipal.
Tras el reporte a la comandancia del municipio, los elementos de Calotmul llegaron una hora después al predio y acordaron la zona junto con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).
Hasta ayer las autoridades mantenían férreo hermetismo en el caso, pues horas después tendría lugar el informe del gobernador Mauricio Vila donde resaltaría las acciones en materia de seguridad que se realizan en el estado.
Sin embargo, durante el día fue fluyendo información a pesar de que la SSP pidió no darlo a conocer para no causar alarma entre los yucatecos.
Por la falta de información y el hermetismo con que se manejó el caso surgieron diferentes versiones, como que se trató de un pleito entre miembros de pandillas, que el asesino tenía conflictos con el ahora occiso de años atrás, así como que se trató de una ejecución por narcotráfico.

Según los habitantes de Calotmul, el problema se debe a que uno de los hijos de la alcaldesa maneja la plaza de venta de drogas en este municipio, lo que a la par ha generado una ola de violencia que ha crecido por falta de autoridad.
Señalaron que esta situación ha propiciado que Calotmul sea una “tierra sin ley” donde las familias ya no viven tranquilas y temen hasta a la propia autoridad.
Durante el domingo, en diversos puntos de la comunidad se observó a unidades de la Policía Estatal Investigadora realizar inspecciones para dar con el responsable.
Trascendió que fueron detenidas tres personas relacionadas con el crimen, pero la Policía no lo ha confirmado, ni ha emitido información sobre este suceso que tiene conmocionada a la comunidad.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline