Compartir

Hoy por la mañana fue ejecutado Francisco Romero Díaz “Ñaca Ñaca”, quien dirigía el medio digital “Ocurrió Aquí” de Playa del Carmen.
El reportero fue asesinado de varios disparos afuera de un establecimiento donde fue citado por personas desconocidas.
Los hechos ocurrieron en la puerta del bar “Gotta” de Solidaridad (Playa del Carmen), ubicado sobre la calle 25 entre avenida 110 y Arco Vial, Colonia Ejidal Sur.

El reportero, conocido como “Ñaca Ñaca” por su peculiar forma de hablar, estaba a un lado de su moto, presentaba varios impactos en el cuerpo y el tiro de gracia.
El bar se localiza a una cuadra de la base de la Policía Estatal en ese municipio.
Trascendió que el dueño de la página informativa de Facebook “Ocurrió Aquí” fue citado en ese lugar minutos antes de su ejecución.
Según reportan compañeros quintanarroenses, el reportero ya había sido levantado semanas antes y amenazado en diferentes ocasiones.
Su cadáver fue encontrado a las 6:00 de la mañana de hoy, en el área del estacionamiento del bar. Yacía boca arriba y su cabeza estaba en medio de un charco de sangre.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal Quintana Roo, que desde anteanoche tomaron el control de la seguridad y vigilancia en Playa del Carmen, ahora a cargo de Jesús Alberto Capella Ibarra.
El Gobierno de Quintana Roo asumió la seguridad con policías estatales del municipio de Solidaridad luego del ataque armado a la cervercería “Chapultepec”, también en la colonia Ejidal de Playa del Carmen.
Romero Díaz es el segundo comunicador ejecutado en Playa del Carmen. En julio de 2018 fue asesinado el periodista Rubén Pat Cauich, quien fue jefe de Francisco Romero en su portal “Playa News”.
Dos días antes fue asesinado el reportero José Guadalupe Chan Dzib, colaborador de “Playa News” en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.
Francisco Romero disponía de un botón de seguridad porque estaba acogido al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Segob.
Hace aproximadamente cinco años ingresó al periodismo como fotógrafo, cuando le pidieron cubrir el trabajo de una persona que no se presentó a trabajar. Desde ese momento se mantuvo cubriendo historias de crónica roja, principalmente en medios digitales y redes sociales.
Anoche “Ñaca Ñaca” se sumó a través de sus cuentas en diversas redes sociales a un llamado para proteger la integridad de Héctor Valdez, un colega reportero de Tulum que también ha recibido amenazas por ejercer su oficio.