Compartir

Marinos de la IX Zona Naval rescataron a cinco personas que iban en un barco pesquero que fue colisionado en altamar por un buque mercante.
El barco pesquero “Caribe”, con matrícula 3101135523-7 de Progreso, fue colisionado a 289 kilómetros al noroeste del puerto.
Tras el choque en altamar, el buque carguero se alejó a toda velocidad del sitio, abandonando a su suerte a los cinco tripulantes de la nave menor.
El agua comenzó a entrar a la embarcación por los daños recibidos en el casco y el patrón dio la orden de presionar el “chip” del barco, que lanza una señal de S.O.S. con las coordenadas en caso de hundimiento.
La señal fue captada en la Capitanía de Puerto y la ubicación fue proporcionada a la Secretaría de Marina-Armada de México.
El barco empezó a hundirse, aproximadamente a 156 millas náuticas al noroeste del puerto de Progreso.
Marinos de la Zona Naval de inmediato salieron en su búsqueda a bordo de una nave interceptora, mientras la Capitanía General de Puertos emitió una alerta internacional por el buque que huyó tras la colisión.
El hecho ocurrió a las 7:30 horas del sábado. La tripulación se encontraba descansando al momento de la colisión con el buque y despertó con el fuerte golpe que sacudió el barco de aproximadamente 55 pies de eslora.
El choque fue recibido en la popa del “Caribe”, es decir, en la parte posterior donde está la cocina de la embarcación de madera y fibra de vidrio.
Por fortuna sólo fue el susto, no hubo lesionados en la colisión, pero los daños materiales fueron de consideración e inutilizó las propelas pues hizo agua en el cuarto de máquinas.
Al abrirse el casco se fueron al agua alrededor de 1,500 anzuelos, así como amarras, ollas y otros enseres.
Los tripulantes lograron ver que el carguero llevaba rotulado en el casco el nombre de “Habana Pearl”.
El pesquero quedó a la deriva y se estaba hundiendo, pero llegó la Marina y proporcionó una bomba de achique para desalojar el agua.
El barco “Magallanes”, de José Gilberto Pech Cardeña, también acudió en auxilio para la labor de remolque hasta Progreso.
A las 11 horas del domingo los tripulantes del «Caribe» llegaron al puerto de abrigo, escoltados por la interceptora y la patrulla oceánica “Guanajuato” de la Armada de México.

Al llegar con las autoridades de la Capitanía de puerto, que ya esperaban en el puerto de abrigo, el patrón de la nave, Víctor Manuel Carrillo Campos, levantó el acta correspondiente de los hechos.
Al propietario del barco “Caribe”, José de los Santos Cardeña Escalante, se le proporciona asesoría jurídica para la denuncia internacional correspondiente.

Los tripulantes llevaban 12 días de pesca en altamar y les faltaban ocho. Fueron identificados como Carlos Manuel Medina Cruz, cocinero; Ernesto Melchor Vera Novelo, Ofi Moisés Sierra Cardeña y Henry Ismael Cardeña Escalante.
En tierra, los familiares de los tripulantes llegaron al puerto de abrigo para enterarse de su salud, así como muchos curiosos que llegaban atraídos por el rumor de que un barco fue chocado por una nave grande.
El choque en altamar ocurrió en el extremo oriente de la Península de Yucatán. La alerta internacional fue emitida debido a que un barco mercante con bandera no identificada embistió un barco pesquero mexicano y lo dejó a la deriva y haciendo agua.

Con Información de Roberto Nah Carvajal/PRESIDIO

VÍDEO:https://www.facebook.com/PresidioOnline/posts/539022346930974