Compartir

Armados con piedras y palos, vecinos de Santa Gertrudis Copó echaron a trabajadores de una inmobiliaria que pretende construir en el Casco de la hacienda de esa comisaría.
Durante la madrugada de este viernes, los habitantes observaron una gran humareda que salía de la hacienda, por lo que dieron aviso a los Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Los tragahumos arribaron al sitio, pero al llegar el fuego había sido apagado para no llamar más la atención.
Sin embargo, los vecinos de la comisaría de Mérida decidieron entrar al casco de la hacienda y sacaron con palos y piedras a los trabajadores.
En el lugar se produjo en rápido enfrentamiento en el que un habitante de Santa Gertrudis Copó resultó lesionado por el bando contrario.

Al sitio llegaron más de diez unidades de la Policía Estatal para mantener la calma. Los oficiales se estacionaron frente a la hacienda para evitar cualquier acto de violencia.
Los residentes de la comisaría tenían los ánimos «calientes» pero se calmaron cuando los trabajadores abandonaron el lugar, llevándose incluso a dos grandes perros.
Los elementos policiacos se quedaron toda la noche en el lugar de los hechos por si era necesaria su intervención.