Compartir

Una persona que cruzaba la carretera Mérida-Progreso fue arrollada y luego le pasaron otros vehículos encima, lo que hizo que su cuerpo quedara despedazado.
La persona es del sexo masculino y hasta el momento no está identificada, aunque se presume que habita en una localidad cercana al lugar del accidente.
Los hechos ocurrieron alrededor de las 7:30 de la noche de este domingo a la altura del kilómetro 24, bajando del puente con entronque a la comisaría Paraíso, con dirección a Mérida.
El atropellamiento sucedió en medio del retorno de paseantes de Progreso a la capital del estado, en un tramo que está a oscuras debido a que las luminarias de la vía no funcionan en este punto.
El sujeto fue visto antes por otros automovilistas cuando caminaba en la orilla de la carretera con dirección a la comisaría de Paraíso. Testigos dijeron que estaba en evidente estado de ebriedad porque incluso se tambaleaba al caminar.
Sin embargo, no tuvo la suerte de llegar a su destino porque cuando intentó cruzar los cuatro carriles de la vía fue impactado por un vehículo, el cual lo arrojó a varios metros y perdió la vida.
El responsable se dio a la fuga rumbo a Mérida. Al parecer fue una camioneta roja la que impactó al individuo, ya que habitantes de la cercana comisaría de San Ignacio la vieron entrar con el panorámico roto y el capirote semi-levantado.

Luego del atropellamiento el cuerpo quedó tirado en la carretera, de modo que otros automovilistas al no percatarse de su presencia a tiempo debido a la oscuridad, terminaron por seguir impactando al ahora occiso en el suelo.
El cadáver terminó a más de 30 metros del lugar del atropellamiento –antes de que llegara la Policía y acordonara el sitio-, pues en el supuesto punto del impacto había una gorra roja sobre el pavimento.
También se encontró una mochila de color verde y los dos zapatos que presumiblemente pertenecieron al ahora occiso, los cuales quedaron tirados a lo largo del tramo.
Al sitio llegaron elementos de las policías municipal, estatal y federal, que llevaron a cabo el cierre de dos carriles para evitar que siguieran impactando y pasando encima al cuerpo.
Una ambulancia de la Policía Municipal de Progreso arribó al lugar únicamente para que sus tripulantes dieran fe de la muerte del sujeto.
La Fiscalía General del Estado inició las investigaciones y personal del Semefo realizó el levantamiento del cadáver.