Compartir

Ante la convocatoria que se emitió para realizar mañana domingo la «Marcha Pacífica del Silencio por la Dignidad de Yucatán», la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) informó que se ha comisionado a visitadores de la institución para participar como observadores de este ejercicio democrático.
La marcha en protesta contra la administración del gobernador Mauricio Vila Dosal está prevista realizarse este domingo 26 de enero, a partir de las 08:30 horas, dice la convocatoria, para salir caminando desde la calle 60 por 35 del centro de Mérida.
En esta esquina fue donde se dieron los hechos lamentables el domingo pasado, cuando la Policía Estatal apagó con gas pimienta las protestas de los ciudadanos que se dirigían al primer informe de gobierno de Vila Dosal para protestar.
La Codhey dijo que hoy sábado se emitió una medida cautelar dirigida a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Yucatán y a la Dirección de Policía Municipal de Mérida (PMM).
El dicho oficio se solicita a ambas corporaciones que garanticen el respeto a la libertad de expresión, al libre tránsito, a la legalidad y a la seguridad jurídica.
También se pidió garantías al derecho a la integridad física y seguridad personal de todas las personas que asistan mañana a la citada marcha ciudadana.
Asimismo la Codhey informó que las personas afectadas durante la represión oficial el pasado domingo 19, pueden acercarse a sus oficinas para interponer quejas si consideran que sus derechos fueron vulnerados.
Hasta ayer sumaban 19 personas que ya habían interpuesto este recurso.
La convocatoria para la protesta silenciosa de mañana destaca como motivo principal repudiar la agresión recibida por los ciudadanos de Yucatán.
También por el objetivo inicial que es oponerse al alza y creación de nuevos impuestos y al elevado pago por reemplacamiento vehicular.
Se propone caminar tomados de las manos, con vestimenta de color blanco y en silencio, “como muestra de la voluntad ciudadana por evitar disturbios”.
“Invitamos a todos los yucatecos a demostrar la civilidad, fortalecer la unión y demostrar que nuestro estado es tierra de paz y de ciudadanos que pugnan por la libertad de expresar su desacuerdo”, dice la convocatoria que circula en las redes sociales.
Al informar que se instruyó a visitadores para estar presentes en la protesta, la Codhey reiteró que la libertad de expresión “es un derecho consagrado en nuestra Constitución, por lo que debe ser respetado y garantizado”.