Compartir

“Iré a la escuela y matar a cuantos pueda. Ya no puedo más, necesito liberar mi ira”, escribió por Whatsapp un alumno de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) a un compañero suyo y originó una psicosis que derivó en la suspensión de clases este lunes.
“Luego de esto me voy a meter un tiro”, remata el estudiante, para luego decir que estuvo practicando a matar perros a tiros y recomendó a su interlocutor no asistir a la escuela para que no lo fuera a matar por error.
Las capturas de estos mensajes se enviaron en forma masiva, en pocos minutos, en grupos de Whatsapp y de Facebook, lo que generó nerviosismo en muchas personas, al grado tal que las autoridades educativas, luego de leerlas, decidieron cancelar las clases este día.

Mediante sendos comunicados, las facultades de Matemáticas, Ingeniería e Ingeniería Química de la Uady dieron a conocer la suspensión de clases en la mañana como medida de prevención.
La conversación se dio entre un alumno identificado como Yael Chi con otros compañeros suyos, a quienes advierte que no vayan a la escuela. Uno de ellos, Kevin Basto, pregunta por qué y Yael responde:
“Si te quieres morir, pues tú sabes… Conseguí un revólver 45 y una escopeta c15… tengo 40 balas del revólver y dos cajas de cartuchos… así que por favor no vayan…”.
La conversación se difundió en diferentes grupos de estudiantes de la Uady, aunque la mayoría de ellos lo tomaron como una broma, no faltó quien le diera seriedad al asunto y lo comunicara a las autoridades escolares.
Ante ello y las insistentes llamadas y mensajes, el director de la Facultad de Ingeniería, doctor José Ángel Méndez Gamboa, emitió un comunicado en el que informó que el plantel colabora con las autoridades para garantizar la seguridad de todos los integrantes del campus de Ciencias Exactas e Ingenierías.

Como medida adicional, anunció la suspensión de actividades académicas hoy lunes durante la mañana, reanudándose a las tres de la tarde.
Durante la noche de este domingo patrullas de la SSP se colocaron en las afueras de la facultad y se informó que se mantendrán ahí hasta hoy.
En forma extraoficial se dijo que se harían revisiones aleatorias a los estudiantes cuando se reanuden las clases para descartar cualquier riesgo.
También la directora de la Facultad de Ingeniería Química, María Dalmira Rodríguez Martín, comunicó en forma oficial la suspensión de clases.

El campus se localiza en el Periférico norte, al inicio de la avenida que lleva al fraccionamiento Las Américas.

Por el momento no se permite el acceso a la Facultad de Ingeniería y en la de Matemáticas hay vigilancia de policías que están apostados en una gasolinera, frente a la escuela.

Trascendió que las autoridades de la Uady decidieron comunicar la expulsión del alumno, la cual se haría oficial en el transcurso del día, para garantizar la seguridad y evitar situaciones similares en el futuro.