Compartir

Un chofer de la plataforma Uber que era buscado por todos lados apareció en la cárcel.
El conductor desaparecido estaba detenido por haber mostrado su pene a una joven en el fraccionamiento Tixcacal-Opichén, al surponiente de Mérida.
Samuel Noh Jiménez era buscado por su familia, que no tenía noticias de él desde la tarde del martes.
Sus familiares estaban preocupados y dieron parte a las autoridades, además de que pedían ayuda para su localización a través de las redes sociales.
Estaban angustiados porque tienen fresco el recuerdo del secuestro y ejecución de un conductor de la plataforma InDrive y Didi en mayo de este año, como informamos.
Sobre la detención y posterior “desaparición” de Samuel, se informó que alrededor de las 13:45 horas del martes pasado, un señor de iniciales C.R.I. se comunicó al 911 para pedir auxilio a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.
En la llamada reportó que su hija de 17 años de edad había sido víctima de un exhibicionista.
Relató que su hija se encontraba en el cruce de las calles 44 y 75 del fraccionamiento y se le acercó un vehículo Dodge Attitude cuyo conductor le preguntó cómo llegar al centro.
Al acercarse a auxiliar al sujeto y darle las indicaciones, el tipo le enseñó su miembro y empezó a masturbarse, mientras le preguntaba si le gustaba.
La joven dio parte a su papá y autoridades sobre el degenerado, por lo que la Policía Estatal fue en busca del chofer de Uber hasta que fue localizado sobre la calle 77 entre 38 y 40 del mismo fraccionamiento, donde fue detenido y remitido a la cárcel.