Compartir

Un automovilista chocó contra un poste y se jactó de salir ileso gracias a sus músculos.
Anoche en el centro de Mérida, un hombre dormitó mientras conducía y se estrelló contra un poste de Telmex.
La columna se partió de su base y el automóvil Yaris, con placas YXR423B, sufrió daños de consideración en la parte frontal.
Sin embargo el conductor salió por su propio pie y prácticamente ileso. Cuando bajó de la unidad comentó orgulloso «gracias a los músculos resistí el golpe y no me pasó nada».

El accidente se registró antes de las 11 de la noche en la calle 59 por 44 y 42 del centro de Mérida, donde el sujeto, dedicado al gimnasio, fue vencido por el cansancio y cerró los ojos unos segundos, tiempo suficiente para subirse a la banqueta y estrellarse contra un poste.
Golpeado pero sin lesiones de consideración, descendió de la unidad, presumió su musculatura y luego llamó a su aseguradora.
Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública tuvieron que cerrar la calle porque se volvió difícil transitar en la zona debido a los cables que quedaron tirados en la vialidad.
La aseguradora del conductor se hizo responsable de los daños.