Compartir

Intensa movilización policiaca se registró anoche en Ciudad Caucel por el hallazgo del cuerpo sin vida de una persona, en el interior de una casa en el fraccionamiento Anikabil.
El lugar fue asegurado por la Policía Estatal de Investigación y la Fiscalía investiga el hecho sobre el cual había hermetismo entre los agentes, pues ocurre dos semanas después de otro hallazgo similar en diciembre pasado, en dicha zona habitacional.
Según lo averiguado, el cuerpo corresponde a una persona de sexo masculino, que estaba entre sangre y con una profunda herida en el cuello.
Fue hallado por su pareja en una de las habitaciones del predio número 332 de la calle 59 por 50 del citado fraccionamiento, localizado al poniente de Mérida.
La movilización policial tuvo lugar alrededor de las 10 de la noche, luego de recibir el reporte.
Tras verificar el hecho, agentes investigadores se presentaron en el domicilio para recoger evidencias e iniciar las indagatorias, así como una gran cantidad de unidades policiales.
A la una de la madrugada llegó el personal del Servicio Médico Forense para el levantamiento del cuerpo.
De manera preliminar el ahora occiso fue identificado como Mario C.R., de 54 años de edad, quien vivía sólo con su pareja en
Aunque se manejó la versión inicial de suicidio, el lugar permanece asegurado para las investigaciones y con vigilancia de la Policía Estatal. Extraoficialmente se supo que había una persona detenida como parte de las averiguaciones.

El hallazgo del cadáver ocurre dos semanas después de otro caso con características similares en un predio de la sección Paraíso de Ciudad Caucel, donde un hombre de 40 años de edad fue encontrado muerto y ensangrentado tras ser asesinado por un agente de la Policía Estatal que a los pocos días fue liberado.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline/>