Compartir

El ingeniero de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Luis Rendón Rivero, fue acusado del delito de homicidio por culpa al atropellar y matar a un señor de la tercera edad que cruzaba el Periférico oriente de Mérida.
El juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero fijó como garantía el depósito de 600 mil pesos para seguir su proceso en libertad. Sin embargo, el procesado prefirió otorgar dicha suma a los familiares del humilde vendedor de pozole que atropelló.
Como informamos el 11 de julio pasado, un conocido vendedor de pozole del rumbo de la Melchor Ocampo perdió la vida cuando estaba atravesando el cuerpo interior del Periférico.
El lamentable percance sucedió a unos metros de la entrada a la ciudad por la calle 59, junto al paso superior vehicular, donde cerca del cuerpo quedó tirado un sabucán verde con las bolsas de pozole que tenía preparadas para su venta.
El conductor de una camioneta Dodge Ram 1500 de color blanca, con placas YU-7905-A, que circulaba de norte a sur, por más que piso el frenó no pudo evitar golpear y lanzar por los aires al señor.
Fue detenido y entregado ante la Fiscalía General del Estado, que lo puso a disposición de un juez porque consideró que conducía sin la diligencia y precaución necesaria al transitar en exceso de velocidad, ya que en esa zona el límite de velocidad es de 60 km/h.
El expediente señala que el guiador no se percató de la presencia del peatón que atravesaba los carriles del Periférico, caminando de oriente a poniente.
Al hacerse el pago delante del Mugarte Guerrero se revocó la medida cautelar consistente en dicha garantía económica en virtud del acuerdo reparatorio que se suscribió entre las partes, tras la emisión de un cheque que se debe de cobrar en cinco días.
Rendón Rivero fue imputado por el juez tras la denuncia de la señora Rita María Novelo Chi en agravio de su esposo, José Jesús May y Medina, conocido como “Chucho el pozolero”.
El juez aceptó las consideraciones de la Fiscalía y determinó que el conductor tenía las condiciones óptimas de visibilidad, pero que pese a ello atropelló al peatón, produciéndose daños materiales en el vehículo, así como lesiones que causaron la muerte a esa persona.