Compartir

Una posible explosión amenazó al mercado Lucas de Gálvez luego de que un incendio consumiera dos locales de comida.
El fuego comenzó poco después de las 4:00 de la madrugada debido a una fuga de gas, pero la situación se volvió peligrosa debido a varios tanques del mismo fluido que amenazaban con explotar.

Los hechos se registraron cerca del área de estacionamiento, a la altura de la calle 65-A por 67 y 69 del centro de Mérida, donde agentes de la Policía Municipal se percataron de las llamas.
De inmediato dieron aviso a los Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública y acordonaron el área para que no se acerquen las personas.

Sin embargo las llamas amenazaban a cuatro cilindros de gas LP, tres de 20 y uno de 30 kilos, por lo que los agentes también cerraron calles aledañas ante la posibilidad de una explosión.
En una arriesgada tarea, las autoridades retiraron los tanques del lugar mientras los tragahumos apagaban el incendio.
El fuego tardó más de hora y media en ser apagado, no sin antes consumir los dos puestos de comida, ubicados en el pasillo uno del mercado.
La corporación municipal informó que no hubo lesionados.