Compartir

Una mujer fue apuñalada en repetidas ocasiones por su ex pareja, en la colonia Nueva San José Tecoh lll.
La fémina, de 24 años de edad, llevaba en brazos a su hijo de apenas meses de nacido, cuando fue atacada de muerte.
La joven recibió por lo menos cuatro cuchilladas en el cuerpo, cayendo herida en un charco de sangre.
El crimen sucedió ayer por la noche, cuando la mujer se bajó de su camión, en la calle 187-D por 76 de la mencionada colonia.
La muchacha sólo caminó media cuadra con su bebé en brazos, cuando Víctor Alejandro Aguilar May, de unos 28 años, la alcanzó con un arma blanca.
Aparentemente drogado, el agresor le clavó el cuchillo en varias ocasiones, salpicando de sangre la pared, la acera y el pavimento.

Como pudo, la víctima, identificada como Daniela Magaña Quiñones, trató de huir, pero fue alcanzada unos 30 metros adelante, en donde su agresor le volvió a clavar el arma.
Fue entonces cuando la mujer cayó al suelo, entre un charco de sangre y rozando la muerte.
Vecinos del rumbo aseguran que Víctor le había anticipado sus intenciones a su madre, pues estaba resentido porque Daniela lo abandonó.
Los jóvenes tenían dos años de haber terminado la relación, pero habían procreado tres hijas juntos.
El bebé que estuvo presente en el hecho era producto de la nueva pareja de Magaña Quiñónez, que la apoya de manera económica con los cuatro pequeños.

El crimen terminó de concretarse en las puertas del Espacio de Alimentación Encuentro y Desarrollo del DIF, en donde Daniela Magaña perdía sangre rápidamente.
El bebé, entre llantos, fue levantado por el agresor. Víctor Alejandro se lo llevó a una señora que vive cerca del lugar de los hechos, quien lo cuido por un momento.
La mujer fue atendida por paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública, que la trasladaron moribunda a un hospital. Su estado de salud es delicado por la cantidad de sangre que perdió.
Del agresor se sabe que se dio a la fuga y no ha sido detenido, por lo que agentes policiacos armaron un fuerte operativo de búsqueda. Se espera que sea capturado en poco tiempo.
El bulto de la víctima y el biberón del bebé se quedaron tirados en la escena del crimen, la cual fue acordonada por elementos de la Policía Estatal.