Compartir

Un señor de 61 años de edad murió ayer momentos antes de iniciar el acto sexual, víctima de un infarto fulminante en un motel del oriente de Mérida.
El hombre entró al cuarto número 3 del motel “Géminis” con una joven mujer, de modo que antes ingirió una “pastillita azul” para poder satisfacer a su pareja.
Ambos llegaron al motel ubicado sobre la calle 22 por 39-A de la colonia Amalia Solórzano ll, en Kanasín, a bordo de un Nissan Tsuru color verde oscuro.
Para poner “ambiente”, el sexagenario llevó una canastilla de cervezas que ni llegó a probar, ya que perdió la vida de un infarto.
Su acompañante, al darse cuenta de la situación, solicitó ayuda al encargado del motel “Géminis”, localizado en el Periférico oriente de Mérida, junto al puente de la calle 59.
El empleado llamó a una ambulancia, pero al llegar los paramédicos sólo pudieron confirmar la muerte del señor, identificado como José Cocom.
Ante el fallecimiento, se dio parte a la Policía Municipal de Kanasín, que acudió al lugar de los hechos y procedió a acordonar el área en espera del personal de la Fiscalía General del Estado.
Al lugar se presentó el Servicio Médico Forense para el levantamiento del cuerpo y la necropsia de ley.

Una grúa de la SSP remolcó el Tsuru, por lo que la mujer tuvo que retirarse a pie del sitio, señalaron testigos que estaban en el lugar.