Compartir

Un trabajador de la empresa estadounidense Valley del Sur, localizada al sur de Yucatán, falleció aplastado por un camión colector cuando estaba en los campos de cultivo.
Según testigos de los hechos, al parecer el operador de la unidad no se percató de la presencia del empleado, que se dedicaba a bajar los vegetales de las matas, y lo atropelló cuando estaba en el camino del vehículo.
Ante los gritos de sus compañeros, el conductor del camión se dio cuenta de lo ocurrido, pero en vez de ayudarlo, echó reversa y le pasó el camión encima para rematarlo, según una versión difundida en la población.

El operador fue retenido por los propios trabajadores, mientras iban en busca de ayuda médica.
Los propios empleados señalan que la empresa “gringa” carece de instalaciones y personal médico, pese a que tiene personal en mil 200 hectáreas de cultivos.
La Policía Municipal fue avisada del hecho y cuando llegó paramédico certificó que el hombre había perdido la vida por las heridas al ser aplastado.
El fallecido fue identificado como Bruno G. Estrella C., de 45 años de edad.

Una versión que se comenta en Tzucacab, de donde era originario, es que el atropellamiento ocurrió con el autobús de traslado de personal de la empresa.
El cuerpo permanece en las instalaciones forenses de la capital yucateca por la investigación del presunto accidente que se convirtió en homicidio.
Según se averiguó, hace algún tiempo el señor vendía productos de Herbalife en Tzucacab para ganarse la vida. Luego decidió buscar trabajo en la empresa extranjera con la idea de mejorar sus condiciones.
El operador de la unidad involucrada quedó detenido por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) mientras se deslinda su responsabilidad en el hecho.

La compañía Valley del Sur se ubica en territorio de Tekax, a 76 kilómetros de la cabecera y a varios kilómetros al sur de la localidad de Becanchén.
Hace seis años, alrededor de 300 trabajadores resultaron intoxicados por comida echada a perder que les dieron en dicha empresa.
Varios tuvieron que ser hospitalizados, incluso en nosocomios de Mérida
La familia del ahora occiso, que es de escasos recursos, aún no recibe el cuerpo para darle sepultura, ni tampoco apoyo de la empresa.
La señora tiene varios niños que dependían del ingreso de su marido, que era conocido por ser una persona amigable y respetosa.
La empresa “gringa” produce más de 40 mil toneladas de hortalizas que se envían a Florida, Carolina del Norte y del Sur, Alabama, Pensilvania y Nueva York.

Síguenos en Facebook Presido MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline