Compartir

El conductor de una camioneta de lujo murió aplastado por el mismo vehículo que manejaba cuando se bajó para checar una falla mecánica.
El insólito hecho ocurrió este mediodía en la colonia Emiliano Zapata Norte, en exclusiva zona de Mérida, frente al domicilio del ahora occiso en la calle 29 por 32 y 34.
El fallecido, identificado como Eduardo Pérez Irabién, de 64 años de edad, conducía una camioneta Ford Edge de modelo reciente, con placas YWR-338-B, cuando se bajó para verificar una aparente falla mecánica debajo del vehículo.
Al descender dejó la unidad con el motor en marcha, sin freno manual y sin colocar la palanca de velocidad en modo Parking, de modo que la camioneta avanzó y lo mató.
La Ford Edge pasó la rueda delantera izquierda encima de su cabeza y le provocó la muerte de manera instantánea.
Testigos que presenciaron el hecho dieron aviso a los servicios de emergencias, creyendo que seguía vivo, pero al llegar los paramédicos notificaron su deceso.
La calle fue cerrada en su totalidad por los agentes de la Policía Estatal que llegaron al sitio.
Cuando movieron el vehículo fue cuando los vecinos se percataron de que tenía desecha la cabeza el infortunado sujeto.
Otra versión de una vecina indicó que el señor, de unos 60 años de edad, descendió de la camioneta, dejándola encendida y sin freno sobre la rampa de acceso al predio.
Por el declive, el vehículo se fue hacia atrás y su conductor intentó frenarlo, pero por su edad y sobrepeso no pudo, resbaló y fue aplastado.
Personal forense de la Fiscalía General del Estado se encargó del levantamiento del cuerpo para la diligencia legal.

Comments are closed.