Compartir

Un conductor ebrio se mató hoy en el sur del estado, pero antes de fallecer impactado contra una barda, arrolló y le quitó la vida a dos deportistas.
El hecho ocurrió esta mañana en el tramo carretero Pustunich-Ticul, que se mantiene cerrado en estos momentos, lo que obliga a tomar una vía alterna para dirigirse a Ticul o a Mérida.
El trágico saldo de tres muertos se debió a que un conductor alcoholizado perdió el control de su auto y atropelló a dos personas que hacían ejercicio temprano.
En el lugar de los hechos fallecieron el automovilista, al estrellar su vehículo contra una barda, y las dos personas que arrolló. Los tres eran habitantes de la comisaría Pustunich.
Una madre e hija hacían ejercicio en una zona peatonal cuando sobrevino el accidente, alrededor de las 7:30 de la mañana.
El conductor fue identificado como Enrique Hercila Durán, de 27 años de edad. Su vehículo quedó completamente destrozado en su parte frontal por la velocidad con que conducía.

Las deportistas fallecidas fueron identificadas como Laura Yamili Mojón Durán, de 34 años, y su hija Y.G.B.M., de 12 años, que cada mañana salía a hacer ejercicio en esa área.
Al parecer Hercila Durán vivía en la misma calle que sus víctimas, a dos cuadras de distancia y supuestamente pariente de Laura Yamili.
El mortal suceso obliga a los conductores a ingresar primero a Dzan para llegar a Ticul o continuar hacia Mérida debido a las labores de rescate de las autoridades y el levantamiento de los cuerpos.

Con Información de Juan Venegas