Compartir

Un drama familiar se vivió durante los últimos minutos de ayer viernes en el puerto de Progreso, con el atropellamiento de una menor de edad que perdió la vida en el sitio.
La tragedia ocurrió sobre la calle 35 por 104 de la colonia Canul Reyes, donde una camioneta embistió un triciclo donde se transportaba la niña junto con su madre y hermanito.
El hecho ocurrió alrededor de las 11:30 de la noche, cuando el conductor de una camioneta Ford pick up de color rojo, con placas YP-7158-B, transitaba con exceso de velocidad y golpeó el endeble vehículo de tres ruedas.
La pequeña Alondra M. C. P., de 8 años de edad salió proyectada hacia el pavimento, donde agonizó a consecuencia de las lesiones que sufrió al golpearse la cabeza contra el pavimento.
Su madre Cristian Alejandra P. M., de 33 años de edad, resultó con fuerte hematoma en la cabeza y una herida sangrante en la pierna derecha.
El otro niño resultó con golpes y raspones en el cuerpo y su estado de salud es estable. Los heridos fueron trasladados al Centro de Salud del puerto.
Luego del impacto, el guiador de la camioneta continuó su camino a bordo de la unidad, pero fue captado por la cámara de seguridad de un domicilio frente a donde ocurrió el accidente.
Con las características aportada, las policías municipal y estatal montaron un operativo que culminó dos horas después con la localización del vehículo.
La camioneta homicida estaba estacionada sobre la calle 134 por 31 y 33, a varias cuadras de donde arrebató la vida a la menor.

La defensa y faro izquierdo mostraban los daños producto de la colisión con el triciclo.
Los agentes de la SSP la aseguraron y acordonaron el sitio en espera de los peritos de la Fiscalía General del Estado para las indagatorias correspondientes.
Trascendió que fue detenido el conductor de la Pick up, un hombre de edad madura que presumiblemente se encontraba alcoholizado, aunque no se pudo confirmar.
Los vecinos relataron que la niña se encontraba con signos vitales poco después del accidente, pero que no fue atendida a tiempo y por ello falleció en el sitio.
Sus familiares llegaron al lugar de los hechos para reconocer su cuerpo y su abuela entró en crisis nerviosa, por lo cual tuvo que ser atendida por los paramédicos.
Personal del Servicio Médico Forense se encargó del levantamiento del cuerpo de la pequeña para los fines legales correspondientes.