Compartir

Por andar a las prisas, el conductor de un automóvil Chevrolet Spark terminó muerto al accidentarse esta mañana en el Periférico de Mérida.
El vehículo volcó en la hondonada central, aplastando al guiador que salió parcialmente de la unidad luego de estrellarse contra un poste.
Alrededor de las 6:30 de la mañana el conductor del Spark, con placas ZAF-234-A, transitaba con prisa en el Anillo Periférico, al igual que los demás automovilistas en el primer día hábil luego el cambio oficial de horario.
Circulaba sobre la vía interior del Periférico sur, rebasando a otros automotores. A la altura del kilómetro 7, cerca del paso a desnivel de la calle 86 Dzununcán, intentó rebasar a un Volkswagen Jetta.
El reducido espacio donde intentó hacer la maniobra hizo que golpeara al Jetta en su costado izquierdo, desprendiéndole el espejo lateral.
Tras ello el guiador del Spark perdió el control del volante y se precipitó hacia la hondonada central, donde avanzó varios metros.
El conductor intentó regresar a la superficie de rodamiento, pero chocó contra un poste de alumbrado público, que lo hizo volcar aparatosamente, incluso se desprendió el toldo del auto.

El automovilista salió parcialmente de la unidad y fue aplastado por la misma al volcar.
El lugar del accidente, frente a la colonia La Guadalupana, se llenó de inmediato de agentes de la SSP, que solicitaron la presencia de paramédicos.
Al llegar los socorristas sólo pudieron confirmar la muerte del conductor.
Al sitio arribó personal del Semefo para levantar el cadáver y el caso quedó en manos de los peritos de tránsito y de Servicios Periciales.