Compartir

Un joven perdió la vida anoche por una descarga eléctrica, en un parque del norte de la ciudad de Mérida donde se realizan tianguis.
Alejandro Vázquez Góngora, de 18 años de edad, fue electrocutado al tocar un poste metálico que sostiene la malla ciclónica del parque de la colonia Maya.
El parque, localizado en la esquina de las calles 13 por 26 y 38, fue escenario del dramático hecho tras el cual la madre del fallecido perdió el conocimiento al llegar al sitio.

El joven jugaba en la cancha de fútbol rápido y se encontraba sudoroso al igual que sus compañeros.
Cuando estaban por terminar la «cascarita», el balón salió de la cancha y el ahora occiso fue en su búsqueda, pero antes de reingresar se agarró del poste y sufrió la descarga.
El joven quedó «pegado» mientras recibía la descarga. Sus compañeros de juego fueron en su auxilio, pero cuando dos de ellos intentaron jalarlo se les pasó la corriente.
Por fortuna lograron “despegarse” y luego mediante patadas lograron hacer que el cuerpo se suelte del poste.

De inmediato llamaron a una caseta de Policía que está en el mismo parque, en cuyo sitio había una patrulla.
Se solicitó una ambulancia, pero a pesar de la rápida respuesta, los paramédicos ya nada pudieron hacer por el joven, sólo confirmar su deceso.
Le colocaron una sábana azul al cuerpo y la Policía acordonó el área para preservar la escena de los hechos.
No tardaron en llegar los familiares del occiso cuya madre daba gritos desgarradores, pidiendo que la dejen ver a su hijo. La señora no pudo pasar porque el área ya estaba acordonada,
Al sitio también llegó el hermano y la hermana de Alejandro. Fue tanto el dolor de su madre, que perdió el sentido.
Más tarde arribaron elementos de la Policía Estatal Investigadora y personal del Servicio Médico Forense que se encargó del levantamiento del cuerpo.

Los jugadores dijeron que todos sabían que esa malla estaba electrificada y por eso nadie la agarra, pero en un descuido sobrevino la desgracia.
Los vecinos del rumbo confirmaron esta versión y señalaron que en el lugar se instalan tianguistas a vender.
Presuntamente los vendedores, como ocurre en otros parques de la ciudad, pelan sin permiso los cables de los postes de energía para obtener electricidad para sus puestos.
Dijeron que saben que desde hace tiempo la malla está electrificada y también unos postes de luz de 220 voltios.

Esta mañana, en conferencia de prensa, el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, dijo que estuvo al tanto de lo ocurrido desde anoche mismo.
Personal del municipio acudió al sitio y de inmediato entró en contacto con la familia y abrió una investigación.
Aunque no hizo referencia a los tianguistas, Barrera Concha dijo que se tomarán medidas humanas y técnicas para evitar que se repita esta situación.

“No escatimaremos ningún esfuerzo y vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para velar por la integridad de los meridanos”, aseguró.
Comentó que él mismo llamó personalmente a los familiares del joven para ofrecer todo el apoyo necesario, “de manera incondicional”.
“La vida de cualquier meridano es sumamente valiosa y este es un hecho muy desafortunado”, afirmó.
Por el momento el parque se encuentra cerrado al público; sin embargo, hoy pudo verse a algunos tianguistas realizando sus acostumbradas ventas en el lugar.