Compartir

Un joven de 19 años de edad que se dedicaba a la venta de “perros calientes” en el centro de Mérida perdió la vida al recibir una descarga eléctrica cuando guardaba su carrito.
El suceso ocurrió alrededor de 5 de la mañana, cuando el ahora fallecido, identificado como Romeo López González, de 19 años de edad, estaba metiendo el puesto de “hot dogs” en un predio de la calle 59 entre 72 y 74 del barrio de Santiago.
El joven guardaba el carrito en el predio marcado con el número 559 después de terminar su labor en la esquina del parque de Santiago.
Al estar maniobrando, el carrito topó con un cable descubierto de una nevera del lugar, lo que provocó una descarga eléctrica al puesto que era empujado por López González.
Según versiones de vecinos, el “perrero” fallecido era empleado de la familia Mena, que se dedica a la venta de los helados “Polito” en el mercado de Santiago y los señalan por no tener sus instalaciones en buen estado.
Tras el lamentable hecho, los testigos dieron aviso inmediato a los servicios de emergencias, pero al llegar los paramédicos al sitio sólo notificaron el deceso.
Al lugar también llegó una unidad de la Policía Estatal cuyos elementos acordonaron el área, mientras personal de la Fiscalía General del Estado se encargó del levantamiento del cuerpo para la diligencia de ley.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre