Compartir

Un empleado de la Junta de Agua potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) falleció ahogado este mediodía al caer al interior de un cárcamo de aguas residuales.
Los hechos ocurrieron en las instalaciones de la Japay localizadas en el fraccionamiento La Joya Paseos de Opichén, al poniente de Mérida.
El trabajador fue identificado como Bernabé Navarrete Bautista, quien resbaló y cayó al interior del cárcamo, de siete metros de profundidad.
El empleado se encontraba realizando labores de mantenimiento al equipo cuando sobrevino el accidente.
Su compañero Bernardo Payán Narváez y el supervisor José Luis Peraza Arcila se lanzaron al interior de las aguas negras para tratar de rescatarlo, pero también estuvieron a punto de ahogarse.
Al lugar llegó una unidad de la SSP cuyos elementos lograron rescatar a los dos compañeros, que fueron trasladados al hospital.
El cuerpo del trabajador fue imposible de recuperar, de modo que un equipo de bomberos realizaba las maniobras necesarias para ingresar a la fosa y rescatar el cadáver.
Se desconocen las causas del accidente, por lo cual personal de homicidios de la Policía Estatal Investigadora realiza las pesquisas en el lugar.
El empleado tenía 55 años de edad e ingresó a la Japay en el año 2002, pero trascendió que el Gobierno del Estado únicamente reconocería el tiempo laboral a partir de 2012, cuando fue sindicalizado.