Compartir

Un operador de grúas Abimerhi murió entre los fierros retorcidos de su unidad cuando se estrelló contra la base de un letrero de la gasolinera “Abimerhi”, del mismo propietario, localizada en Cancún.
El hecho ocurrió alrededor de las 7 de la mañana de hoy, cuando Luis Felipe Balboa Gómez, de 21 años de edad, circulaba sobre la avenida López Portillo con dirección a la carretera de cuota hacia Mérida.
Según los informes, el joven iba apurado y cansado a bordo de una grúa Dodge Ram 400, con matrícula 3-SWA-71A de Quintana Roo, después de recoger unos automóviles siniestrados para trasladar a Mérida.
Cuando estaba a la altura de Leona Vicario, en la Región 117, en la salida de Cancún a Mérida, a unos metros de una gasolinera de la misma compañía Abimerhi, se presume que el operador dormitó.
Por el exceso de velocidad y porque la grúa que se encontraba cargada con dos vehículos involucrados en un hecho de tránsito, el operador perdió el control del volante.
Tras perder el control y subir la guarnición lateral, la grúa se estampó contra un poste metálico que sostiene el letrero de la misma gasolinera.
El cuerpo del infortunado joven quedó atrapado entre los fueros retorcidos de la cabina.
Al lugar llegaron los cuerpos de emergencia, que ya nada pudieron hacer porque Balboa Gómez ya había perdido la vida.
Elementos de rescate se encargaron de recuperar el cuerpo, cuya parte superior quedó fuera de la cabina deshecha.