Compartir

Un canadiense fue encontrado muerto dentro de una piscina, en un predio de la calle 66 por 43 y 41 del centro de la ciudad de Mérida.
El extranjero tenía unos 70 años de edad y estaba en la piscina en compañía de su esposa.
En determinado momento su pareja Jackie D., de 65 años, se retiró al interior del predio y cuando a los pocos minutos regresó, se dio cuenta de que su esposo se encontraba flotando boca abajo.
Tras llamarlo y no contestarle, la mujer se dio cuenta de que no se movía y llamó a los servicios de emergencia.
Bomberos y paramédicos arribaron al sitio para verificar la llamada al 911. Los primeros lo rescataron de la piscina y los socorristas constataron que el extranjero ya no contaba con signos vitales.
Elementos de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y de la Policía Estatal de Investigación (PEI) acordonaron el predio en espera de personal de la Fiscalía General del Estado.
De momento no se pudo determinar la causa del fallecimiento.

El predio donde ocurrió el deceso está marcado con el número 388 y se dio a conocer que la persona fallecida es de origen canadiense.
Se indicó que la piscina no es de mucha profundidad, de modo que personas de buena estatura pisan el fondo sin problema.
Su esposa dijo que conversaban de buen humor cuando se tuvo que retirar y desconocía qué pudo pasar en los pocos minutos que se ausentó.
Al lugar llegó el Servicio Médico Forense para el levantamiento del cadáver, en lo que se trata del segundo canadiense fallecido en la capital yucateca en pocos días.
Como informamos, exactamente una semana antes, otra persona de la misma nacionalidad fue encontrada muerta en el interior de su casa en el centro de Mérida.
Presuntamente fue su esposo, también canadiense, quien la asesinó en un “arranque de locura” en su casa de la calle 69 entre 74 y 76.
El cuerpo de la mujer, de la tercera edad, tenía cuchilladas y mostraba huellas de estrangulamiento.

Síguenos en Facebook Presidio MX: https://www.facebook.com/PresidioOnline